• Asier Gorostieta Montero

¿Te ha afectado la quiebra de Dentix?

La clínica dental se declara en concurso de acreedores y deja sin tratamiento a sus clientes


El grupo Dentix solicitaba el concurso voluntario de acreedores ante los juzgados de Madrid debido a la imposibilidad de hacer frente a sus deudas con sus principales financieras: KKR, BBVA y Celtelem. Este caso, que no es aislado (en 2018, el cierre de iDental dejó a cerca de 400.000 pacientes con el tratamiento sin terminar y sin su dinero), deja ahora más de 100.000 damnificados entre los 350 establecimientos que Dentix tiene repartidos por toda España, según cifras de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae).


Ahora bien, ¿es posible que las personas afectadas recuperen el dinero invertido? No es tarea sencilla, aunque depende de la situación de cada paciente. Por esta razón, desde Ceolex te contamos todo lo que debes saber si quieres reclamar.



El primer tipo de afectado es aquel aquejado de mala praxis por parte de la empresa. Si estás en desacuerdo con el tratamiento aplicado por Dentix tienes que reclamar, no solo a la clínica dental, sino también al odontólogo que te atendió por el mal desempeño de su labor, lo cual puede haber derivado en otros problemas. Para ello, debes recurrir a la Consejería de Salud o al Colegio de Odontólogos que estén ubicados en tu comunidad autónoma.


El segundo tipo más común es el que contrató un tratamiento que todavía no ha finalizado. Si quieres pedir responsabilidades por ello debes reclamar a Dentix, a la aseguradora de la clínica y a la financiera para que cancele los pagos. Si la empresa no aporta una solución al respecto, la única vía posible es la judicial, a la que puedes acudir tanto a título particular como a través de una asociación.


Devolución del dinero


Los afectados que tendrán más posibilidades de que les sea devuelto su dinero son aquellos que hicieron frente al tratamiento a través de una entidad financiera externa a Dentix. En este caso, al no haber disfrutado de lo contratado puedes acogerte a una cláusula que te permite recuperar la totalidad (o parte) del dinero invertido. Para ello, tienes que presentar una reclamación ante tu entidad bancaria explicando que no se ha cumplido el servicio contratado con Dentix y esta tiene la obligación de cancelar el contrato con el cliente. En el caso del pago con tarjeta, es el banco quien tiene que devolverte el importe íntegro.


Los otros afectados, es decir, aquellos que hayan iniciado el tratamiento sin ningún tipo de financiación, tendrán que sumarse al concurso de acreedores. No obstante, las posibilidades de que te devuelvan el dinero en este caso son escasas. En primer lugar, por la mala situación económica de la empresa; y, en segundo lugar, porque el consumidor siempre es el último a la hora de repartir el dinero.


En resumen, si te has visto afectado por la quiebra de Dentix y quieres reclamar tu dinero los pasos que debes seguir son los siguientes:

  • Acudir a tu clínica de Dentix solicitando una cita con el director/a o, en su defecto, con el subdirector/a para pedirle una copia del historial médico. Esto se debe a que el grupo Dentix trabaja con determinados tipos de implantes con los que no trabajan todos los odontólogos, por lo que es posible que a la hora de finalizar el tratamiento en otro sitio encuentres problemas.

  • Esperar a que la noticia se haga oficial, es decir, a que se publique en el Boletín Oficial del Estado y que las clínicas cierren de manera definitiva; dado que, por el momento, no hay constancia oficial de que los tratamientos no se vayan a realizar.

  • Contactar con la financiera para solicitar la cancelación del contrato de financiación por incumplimiento del mismo. Para ello, es necesario que el contrato de financiación se haya firmado en la clínica y esté adscrito al tratamiento a realizar, esto es, que no se trate de un préstamo al consumo independiente solicitado en tu oficina bancaria.

  • Y, en el caso de que la financiera se niegue a resolver el contrato, existen dos vías. Por un lado, la vía civil reclamando dicha resolución del contrato, en cuyo caso habría que acudir previamente a otro dentista para que nos hiciese un presupuesto de lo que falta por hacer del tratamiento en base al presupuesto inicial del mismo y aportarlo en la demanda civil. Y, por otro lado, la vía de la Oficina del Consumidor.

8 vistas0 comentarios