La única guía que necesitas para conocer todo sobre la inclusión indebida en un fichero de morosos

La disposición de toda nuestra información en la red ha generado una gran masa de información disponible para las entidades financieras y el mercado, con pocas (o nulas) condiciones y gratuitamente. Las entidades se aprovechan de ello para obtener nuestros datos y utilizarlos en pro de la programación de algoritmos que nos ofrecen productos, servicios y contenido que se ajusta a “nuestras necesidades”. Pero ¿Qué pasa cuando esos usos de los datos vulneran nuestros derechos? Puesto que, nuestros datos, también pueden ser utilizados para fines que atentan contra nuestra intimidad, buen nombre y dignidad. Un ejemplo de ello es, la inclusión indebida en un fichero de morosos.





Pero antes de explicarte como saber sí estás siendo víctima de esta violación del derecho al honor y cómo actuar en esta situación, vamos a contarte que es un fichero de morosos, los casos por los que puedes ser incluido en uno y como salir de él.


¿Qué es un fichero de morosos?


Es una base de datos en donde se hace un registro de personas que han incumplido con un pago. En un principio solo cumplía funciones de registro, pero actualmente, se utiliza para medir la solvencia económica de una persona u empresa o como método de presión para recobro de deudas.


Los ficheros de morosos son gestionados por una entidad independiente del acreedor, pero está en constante comunicación con él. Lo que le permite comunicar los impagos y consultar el incumplimiento de pagos anteriores con otros acreedores.

Los ficheros de morosos más utilizados por las entidades son:

  1. Fichero de morosos Asnef.

  2. Fichero de morosos Badexcug.

  3. Fichero de morosos RAI, solo para personas jurídicas.


Pero ¿Cuáles son las características (legales) que debe cumplir la deuda para que seas incluido en un fichero de morosos?


  1. La deuda debe ser cierta, exigible y no haber sido cancelada en el plazo establecido, es decir, vencida. Debes saber que no hay un importe mínimo para que la deuda sea comunicada al fichero. Por lo que, puedes ser incluido en él hasta por incumplir en el pago de tu factura móvil.

  2. Además, el impago no debe tener una antigüedad superior a 6 años, puesto que la ley estipula que transcurrido ese plazo tus datos deben ser eliminados del fichero, aunque no hayas realizado el pago de la deuda.

  3. Se ha realizado un requerimiento previo de pago. Esto es, una carta que te envía el acreedor, en donde te exige el pago total de la cuantía y a que concepto corresponde.

El acreedor tiene que informarte sobre tu inclusión en el fichero de morosos en un plazo de 30 días siguientes a la inclusión en este. Tienes derecho a acceder, rectificar, cancelar u oponerte a dicha inclusión. Asimismo, puedes solicitar a la entidad los datos, evaluaciones, conceptos y consultas sobre tus datos y las entidades que los han solicitado.


Si la deuda cumple con las tres características, puedes ser incluido en un fichero de morosos. No obstante, ten en cuenta que tienes derechos y que la deuda siempre debe dar cuenta de la situación real, es decir, si estas abonando a la deuda, el monto total debe disminuir y debe constar en el sistema.


Una vez eres incluido en un fichero de morosos, cumpliendo con los requisitos mencionados anteriormente, las opciones que tienes para salir de él son:

  1. Pagar la totalidad de la deuda.

  2. En casos en donde la deuda no existe, debes demostrarlo.

  3. La ley estipula que, pasados 6 años, la deuda pierde validez. Por lo tanto, es como si caducara tu inscripción en el fichero.


Hasta aquí te hemos explicado el procedimiento normal y legal mediante el cual puedes ser incluido en un fichero de morosos.


Si quieres conocer sobre la inclusión indebida en un fichero de morosos, sigue leyendo, te lo contaremos a continuación.


Actualmente las entidades financieras se aprovechan de la existencia de los ficheros para presionar a los usuarios en sus pagos y contratación de productos y servicios, inclusive cuando no tienes una deuda contraída con ningún acreedor. Estar en esta situación puede traer grandes dolores de cabeza, ya que, en la mayoría de los casos tú no tienes ni la menor idea de que estas incluido en un fichero de morosos hasta que, solicitas un crédito para comprar un coche o un piso y el banco te niega la solicitud del préstamo por tener dicho historial crediticio.


En este caso, tienes derecho a solicitar indemnización por los daños y perjuicios morales y patrimoniales que te haya causado dicha situación. Esta reclamación está amparada principalmente por la intromisión de un derecho estipulado en la constitución española. Te estamos hablando del Art. 18, en él se establece:


1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. 4. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.”


Basándonos en nuestra ley fundamental, el legislador debe proteger el honor y la reputación de los ciudadanos y limitar la informática para evitar casos como los de la inclusión indebida en un fichero de datos.


¿Tienes más dudas? ¡Nuestros abogados están dispuestos a ayudarte!


Estás en esta situación y ¿no sabes qué hacer? Tus opciones son:

  1. Interponer una demanda contra la entidad acreedora (por ejemplo, un banco), donde le reclamarás por ser incluido indebidamente en el fichero o porque los datos comunicados a la entidad que gestiona el fichero no dan cuenta de la situación real. Es decir, el acreedor no avisa al registro del fichero que tus datos deben ser eliminados.

  2. Interponer una demanda contra la entidad responsable del Fichero. A esta le puedes reclamar por no eliminar el registro una vez se haya realizado el pago de la deuda o porque tus datos no son correctos y no están conforme a la situación real.

  3. Interponer una demanda contra las dos entidades, reclamando las situaciones ya mencionadas.


Las vías estipuladas en la ley para que puedas reclamar son:


1. La exigencia de responsabilidad civil extracontractual (art,1902 del Código Civil), para los casos en los que se producen daños patrimoniales. Aunque esta opción es la más compleja, puesto que, tienes que demostrar (mediante pruebas incuestionables):

  • “La existencia de una acción u omisión culposa, es decir, una falta de diligencia.

  • La realidad de los perjuicios.

  • La relación de causalidad entre la conducta del demandado y los daños.”


2. La lesión del derecho al honor (Ley Orgánica 1/1982). La jurisprudencia de los últimos años ha establecido que la inclusión en un fichero de morosos indebidamente, es decir, con falta de autenticidad, debe ser considerado como una violación del derecho al honor. Por lo tanto, puedes reclamar por los daños morales causados.



¿No sabes cómo hacer este tipo de reclamación? ¡Clica aquí y consulta tu caso!




77 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo