Euribor o IRPH, he ahí la cuestión

Comencemos este artículo con un breve juego de imaginación; imagina que decides pedir dinero a un prestamista. El prestamista, como es lógico, pretende sacar dinero de esa transacción, por lo que te impone el tener que devolver lo prestado más un interés. Sin embargo, te habla de dos maneras diferentes para establecer el interés que habrás de pagar; una de ellas establece el interés en cuatro, aunque lo mismo puede subir a seis como de pronto bajar a dos, lo que supone que existe una especie de inseguridad sobre lo que tendrás que pagar en intereses. Por lo tanto, pides que te explique la segunda manera para establecer el interés. Te cuenta que según esta manera, siempre tendrás que pagar ocho. Es una cantidad más regular que si escoges el primer modo, pero es siempre más alta. Así pues, haciendo caso al bolsillo, decides elegir el primer método para pagar tus intereses; un método que hace que el interés fluctúe pero siempre en cantidades más bajas que en el segundo método, que son más fijas y más altas.

Pues esta situación planteada en el ejercicio de imaginación no es solo una imaginación, sino que existe en la realidad. Es el caso de la dicotomía Euribor-IRPH. Mientras que el Euribor suele presentar tipos de interés más bajos que el IRPH, el IRPH tiene unos tipos de interés que fluctúan bastante menos que los del Euribor. Esto lo podemos ver en el siguiente gráfico.

Y así llegamos a la clave del asunto. Cuando vamos a pedir una hipoteca al banco, el banco nos ofrece el préstamo -la hipoteca- más una cantidad de intereses establecida a partir de estas dos maneras, o bien la del Euribor, o bien la del IRPH. Sucede que en muchos casos, según cómo se cuenten las condiciones, el IRPH es un caramelo muy fácil de vender al solicitante de la hipoteca, y que realmente enriquece más al banco. Y es que han habido casos, alrededor de un 10% de las hipotecas solicitadas en España, en los que el método utilizado para calcular el interés de la hipoteca en cuestión ha sido el IRPH. Se ha conseguido vender la moto del IRPH sin hablar del IRPH de una manera honesta. Nos referimos a que para decidir si el solicitante iba a establecer el tipo de interés a partir del Euribor o a partir del IRPH, desde el banco se le hablaba tan sólo de que el IRPH es más fijo que el Euribor, por lo que la cantidad a pagar nunca va a variar demasiado. Lo que no se les explicaba a los solicitantes, y esto podría ser fundamental para decantar la balanza de un lado o del otro, es que el Euribor tendía a ser más bajo que el IRPH. De hecho, la gente que paga en base al IRPH ha pagado unos 1200€ más al año de los que habría pagado si hubiera pagado en base al Euribor.

Esto es una falta de ética en la praxis flagrante, y como tal, podría ser denunciable. Es por eso que es fundamental que, cuando tengamos constancia de que se nos ha escondido información beneficiando al banco en cuestión, nos movilicemos para denunciar esta situación en la que el banco se ha aprovechado de nuestro desconocimiento para un mayor rédito económico del que hubieran conseguido si nos lo hubieran contado todo bien.

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo