El convenio de Montreal

El viaje en avión se ha convertido en el medio de transporte más utilizado cuando toca viajar. Atrás quedaron los viajes en tren o incluso en barco. Es por ello que en 1999, se firma por un total de 133 países, el convenio de Montreal, en el que se establecen los derechos de los viajeros en avión. Este convenio no fue sino la continuación del Convenio de Varsovia, el predecesor del de Montreal, donde en 1929 se empezaron a esbozar los derechos de los pasajeros. Sin embargo, con el tiempo, lo establecido en el Convenio de Varsovia comenzó a quedar obsoleto, y de ahí la realización de un nuevo convenio que modernizara las relaciones entre compañía y pasajero.

El Convenio de Montreal toca muchos palos concernientes al viaje en avión,y por ello, vamos a explicar brevemente algunos de ellos.

En primer lugar, si tu vuelo se retrasara o se cancelara,es la aerolínea responsable del vuelo que vas a tomar la que se debe responsabilizar de cuidar a sus pasajeros. No solo eso, sino que si el retraso es de más de dos horas, será la aerolínea la que te ofrecerá de su bolsillo tanto comida como bebida. Y más allá de todo eso, si has de quedarte en la ciudad de origen a pasar la noche, la aerolínea se hará responsable de tu alojamiento. Aún así, es importante matizar una cosa; la aerolínea solo se hará cargo de hasta 5.500€ de lo que hayas gastado por el retraso. Además, también deberás guardar todos y cada uno de los recibos expedidos en ese tiempo que dure el retraso del vuelo, así como todos los documentos del viaje, para poder justificar de una manera regular la solicitud del reembolso que la aerolínea te tendría que pagar.

El Convenio de Montreal también cubre las espaldas del viajero cuando le sucede algo a su equipaje, ya sea retraso en la llegada, o incluso la destrucción o pérdida de este. Lo primero que debes saber si pretendes reclamar una indemnización por problemas con tu equipaje es que tienes un plazo de 7 días para hacerlo.

Para reclamar la indemnización, deberás rellenar un documento llamado Informe de Irregularidad de Propiedad, en el que se explicará, con cuanto más detalle mejor, toda la información relativa al equipaje y al hecho de haberlo perdido. Para hacer esto deberás hacerlo en el mostrador de reclamo de equipaje o en el de facturación. Una vez has rellenado el Informe de Irregularidad de Propiedad (PIR, por sus siglas en inglés), deberás guardar una copia del informe, así como su número de referencia.

Sí que hay que matizar que en caso de que se te indemnice, solo se te podrá reembolsar una cantidad máxima de 1.400€, dependiendo de lo que hubiera pasado y lo que llevabas como equipaje. Por lo tanto, quizás debas contratar un seguro para declarar todo lo que llevabas en el equipaje y que la aerolínea se haga realmente responsable de lo que le suceda a tu equipaje.

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo