PASO A PASO

PARA CERRAR TU EMPRESA CORRECTAMENTE

01

PRIMER PASO

Es fundamental que acordemos la disolución de la sociedad en cuestión. Para ello, debemos convocar una Junta por parte de los administradores en la cual acordaremos que se disolverá la sociedad.

SEGUNDO PASO

En un plazo de 30 días hábiles, ir a la consejería de Hacienda de la Comunidad Autónoma en la que nos encontremos para llevar a cabo la liquidación del Impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.

Una vez hecho esto, deberemos solicitar la Inscripción del acuerdo de resolución en el Registro Mercantil general, y no más tarde de un mes con respecto a cuando se reunió la Junta que hemos mencionado previamente.

02

03

TERCER PASO

Entra ahora la figura fundamental en todo este proceso,  los liquidadores. Son aquellas personas jurídicas que llevan a cabo la gestión de ese periodo de liquidación que sucede a los inicios del periodo de cierre de la empresa. Por lo tanto, a estas alturas deberemos nombrar a los liquidadores que gestionarán nuestro cierre y, posteriormente, inscribirlos en el Registro Mercantil provincial que nos corresponda.

 

Luego deberemos llevar a cabo el proceso de liquidación, el reparto del haber social, y la escritura pública de extinción.

 

Después tendremos que ir a la consejería de Economía y ahí llevar a cabo la liquidación de ITP y AJD, todo esto en un plazo de 30 días desde que se nos da la escritura pública.

 

Posteriormente, iremos al Registro Mercantil Provincial, donde pediremos la inscripción de la extinción de la sociedad y la cancelación de asientos registrales. El plazo para hacer esto varía según el convenio colectivo de la empresa.

 

También en el plazo determinado por los convenios colectivos deberemos llevar a cabo la extinción de los contratos de trabajo de los trabajadores en la Inspección de Trabajo en la Seguridad Social

CUARTO PASO

Una vez hemos hecho todo esto llegamos a un punto en el que debemos dar de bajas distintas partes. En la Administración de la Tesorería General e la Seguridad Social de la provincia, en un plazo de 6 días, deberemos dar de baja a los trabajadores contratados, así como la cuenta de cotización.

En la Agencia Tributaria, en un plazo de 30 días, deberemos darnos de baja del censo de empresarios y del Impuesto de Actividades Económicas.

La última baja que tenemos que dar es del Régimen especial de trabajadores autónomos, que, en el mismo plazo de 6 días que hemos mencionado antes, deberemos llevar a cabo en la Tesorería General de la Seguridad Social.

 

Para acabar este proceso deberemos comunicar el cese de nuestra actividad en distintos registros y organismos oficiales que falten y que no hayamos mencionado a lo largo de este artículo. Esto se llevaría a cabo en distintas administraciones, y registros sectoriales estatales, provinciales, etc.

04

Fases para cerrar una empresa

Fase de DISOLUCIÓN:

 

En esta primera fase, la sociedad toma la decisión de cerrar y llama a una junta general de accionistas para formalizar el acuerdo de disolución y el paso a la segunda fase.

1

Fase de LIQUIDACIÓN:

 

La segunda fase consta del reparto del patrimonio recaudado tras pagar las deudas y haber cobrado los créditos.

2

Fase de EXTINCIÓN:

 

La segunda fase consta del reparto del patrimonio recaudado tras pagar las deudas y haber cobrado los créditos.

En caso de tener trabajadores contratados primero se deben extinguir los contratos laborales y abonar las correspondientes indemnizaciones por despido.

3

Pot of gold.gif

¿Y qué sucede con las pérdidas?

La ley establece que cuando las pérdidas reducen el patrimonio neto de la empresa a una cantidad inferior a la mitad del capital social, o se capitaliza adecuadamente (por ejemplo con una nueva inyección de los socios) o se inicia el procedimiento de disolución en el plazo de dos meses.

Del mismo que cuando se prevé una inminente situación de impagos generalizados. El concurso de acreedores es una medida que trata de evitar males mayores, pero a la que en muchos casos se hace oídos sordos. Hay que saber que, llegado a ese punto, las deudas causadas van a poder ser reclamadas al administrador.

 

Preguntas más frecuentes

¿Cómo se liquida el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados?


La liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se realiza rellenando el Modelo 600 (para la modalidad de Actos Societarios) o el Modelo 601 (en todo caso, cada CCAA podrán exigir el uso de sus propios modelos) para la modalidad de Actos Jurídicos Documentados. Los organismos responsables de este impuesto son las Consejerías de Hacienda de las Comunidades Autónomas, donde la empresa esté domiciliada. La constitución de sociedades está actualmente exenta del pago el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP/AJD), sin embargo, es necesaria la obtención del justificante citado anteriormente (Modelo 600) que emitirá la Comunidad Autónoma que corresponda.




¿Qué son los Puntos de Atención al Emprendedor (PAE)?


Los Puntos de Atención al Emprendedor (PAE) son ventanas únicas electrónicas o presenciales, a través de las que se pueden realizar trámites para el inicio, ejercicio y cese de la actividad empresarial. Los PAE se utilizan para facilitar la creación de nuevas empresas, el comienzo efectivo de su actividad y su desarrollo, a través de servicios de información, tramitación de documentación, formación, asesoramiento y apoyo a la financiación empresarial.




¿Cómo puedo encontrar dichos Puntos de Atención al Emprendedor (PAE)?


El PAE electrónico ofrece a todos los usuarios un buscador de toda la red de Puntos de Atención al Emprendedor (Red PAE). Su enlace es el siguiente: https://paeelectronico.es/es-es/Servicios/Paginas/BuscadorPAE.aspx